Barra de Navegación

Un asiduo al teletexto

En aquella entrada sobre mi desfase tecnológico, se me olvidó comentar una curiosidad. Prácticamente a diario, consulto varias veces el teletexto. Y ya hace muchos años que empecé.

Teletexto de TVE - Página de Inicio
Fuente: Wikipedia
No recuerdo exactamente cuándo ni dónde debió ser nuestro primer contacto. Pudo ser en mi casa, con la llegada del primer televisor con tal función, o quizá en casa de mi abuelos. Pronto, el factor de disponer de teletexto se convirtió en algo casi tan importante como las pulgadas para preferir un televisor u otro. Por desgracia no llegué nunca a tener una tele como la de un amigo que te permitía partir la pantalla para ver el teletexto sin renunciar a lo que estaban emitiendo, lo que me hubiera ahorrado muchas regañinas al asaltar televisores ajenos.

Lamentablemente, con los años el contenido de mi interés y en algún caso la frecuencia de actualización se han reducido. Las fusiones entre T5-Cuatro y A3-La Sexta tampoco contribuyó a mejorar la situación.
Con la entrada de la TDT y sus facilidades para consultar la programación (no todas las cadenas cuidan este aspecto por igual) y, por supuesto, la popularización de Internet, aunque no sea tan accesible como la entrañable pantalla de fondo negro ni tan directo en ocasiones, han hecho también que el teletexto pierda buena parte de su valor, pero es de celebrar que aún resista.

En el teletexto no existe el control parental.
Ahora mismo lo normal es que me limite a consultar las noticias y los titulares de prensa, pero a lo largo del tiempo también me ha sido útil para consultar resultados deportivos en directo, la programación, sinopsis de las películas en cartelera, el cupón de la ONCE premiado, los extintos pasatiempos de las páginas 651 a 654 y otras dedicadas a la ciencia/tecnología en el de tve, junto con esas dedicadas al ajedrez que no entendía ... por supuesto que los subtítulos y los primeros contactos con el anime en VOS...

Cómo molaba cuando llegaba un evento deportivo de relumbrón y se trabajaban un apartado con los resultados, cantidad de curiosidades y una portada preciosa. Los dibujos de las páginas de contactos también me parecían chulos, muy en la línea de aquellos gráficos que podían reproducir los móviles antiguos.

La última pérdida dolorosa fue la desaparición de los teletextos de Mediaset de las noticias breves servidas por EFE. 15 titulares por categoría con una actualización frecuente, ¡y no eran pocas categorías! Un auténtico ladrón de tiempo. O algo más lejanos, aquellos fragmentos de opinión de un tal Alfonso Ussía, colaborador de La Razón. Qué lengua.

Un brindis por el teletexto, el auténtico diario de los pobres

¡Extra, última hora!

El teletexto de Antena3 visto desde su sitio web.
Para variar, antes de dar por finiquitada la entrada he encontrado contenido que puede ser de interés, como esta reciente noticia en El País con la excusa del reciente 28º aniversario del teletexto de TVE o este artículo de un ex-redactor del de Telecinco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...