Barra de Navegación

Va de cómic

Portada de Peepshow, de Joe Matt
Funte: Tebeosfera
Había un par de cosas que me apetecía compartir y no me decidía por el mejor lugar por hacerlo así que empezaré por aquí aunque signifique sacrificar la visibilidad.

La primera y más reciente es que he vuelto a comprar algún cómic después de muchos meses si obviamos una grapa de Gundam 0080. No ha sido gran cosa, para no perder la costumbre es un saldo de la Continuará. Concretamente tres números del Peepshow de Joe Matt de D&Q, que recopilan el material aparecido en el tomo Pobre Cabrón. Me ha decepcionado un poco la falta de artículos u otro contenido extra pero no me puedo quejar, 5 euros me costaron en perfecto estado. Obviamente estoy hablando de una edición en comic-book, una rareza ahora que todas las obras de estos autores se publican en caros volúmenes.

Con la tontería en poco tiempo me he leído el mismo Pobre Cabrón, el álbum Peepshow y también Consumido. Solo me faltaría Buen Tiempo para completar la obra de este Joe. Peepshow, el álbum, la verdad es que me sorprendió. Estando formalmente más alejado de lo que creo que me gusta como cómic, muy en la línea de los cómics ultra-densos del tal Crumb, me dejó más satisfecho que Pobre Cabrón, mi primer contacto. Además, por las cosas del formato, Peepshow me parece mucho más acertado para empezar con este autor porque sienta de forma más clara las bases del artista y del personaje. Y qué coño, también hay una continuidad narrativa especialmente en la relación de Joe y Trish.
Asentadas estas bases, Consumido que vino después ya fue una lectura diferente y me dediqué más a leer y menos a pensar, siempre agradeciendo la aparición de Chester y sobretodo Seth.

Janet, de Expediente Warren 2
Me gustan las chicas con este tipo de corte de pelo.
Otra de las cosas es que me enseñaron un ¿bar? una cafetería en Barcelona con cómics para leer mientras tomas algo. Recuerdo que alguna vez fantaseé con la idea de algo parecido, de un sitio para alquilar cómics o directamente leerlos allí a cambio de un precio, como el concepto de 'manga kissas'. Pues algo así era aquello, tenían un puñadito de cómics, algunos juegos de mesa y una decoración del estilo. Me pareció un pelín caro pero si aprovechas vale la pena de sobras, además organizan eventos. Esta es la página de Len's Comic Café en Facebook.
Para variar, está dentro del famoso Triángulo Friki, cerca de Tetuán.

Esto más o menos es todo, ya compartí en otro sitio un ciclo de anime que se viene organizando en la Filmoteca de Catalunya.

Y hay otra cosa, acerca del motor de videojuegos Unity, pero no quiero darle mucha bola. Tengo que mirar más, aunque es un poco decepcionante que el editor no tenga versión para Linux ni se pueda ver el código fuente si no es con una versión de pago.

Otros detalles sin importancia:

Peepshow es a la vez un álbum (editado aquí por Fulgencio Pimentel) y una serie de comic-books. El material publicado en esta última se ha recopilado en tres libros. Por la portada y la numeración, entendí rápido que el material de los tres números que compré correspondían al libro Pobre Cabrón, pero yo sabía que eran más de tres, así que temí que no estuviera completa. En el plástico protector ponía que sí, pero no me fiaba -cosas de la experiencia-. El dependiente de la tienda me dijo que estaba completa, así que lo compré. Pero seguía sin fiarme.

Cuando los saqué y vi que había dos portadas marcadas como Peepshow #1 y el dibujo de una de ellas lo había visto en el libro Consumido me temí lo peor. Mi costumbre de arrepentirme en algún momento después de comprar cualquier cómic en este caso parecía justificada.
Falsa alarma.
Todo bien, obviando el error de la portada que en realidad pertenecía al número 2. El material de Pobre Cabrón se había publicado en los números del 1 al 6 de Peepshow y Factoría de las Ideas decidió publicarlos de dos en dos.
Moraleja: No os fiés de mí.

Luego, cuando digo <<Además, por las cosas del formato, Peepshow me parece mucho más acertado para empezar con este autor porque sienta de forma más clara las bases del artista y del personaje.>> me refiero al punto que la mayoría de las historias del álbum Peepshow ocupan una única página y muchas están dedicadas a un tema concreto. En la web de la editorial podéis ver una muestra.

Ah, sí. ¿Ya dije que tenía nueva palabra favorita? Procrastinarrr.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...